Resultados impresionantes en la mejora de cicatrices con Ellipse

Las cicatrices son el tejido que se forma sobre una herida a medida que la piel epiteliza. Las proteínas se multiplican y generan un tejido fibroso que cubre la herida. Las cicatrices son una parte natural del proceso de curación del cuerpo, pero rara vez desaparecen por completo. La cicatrización puede ser diferente para cada persona, aunque el sexo, la edad, la etnia y la ubicación pueden contribuir a la forma en que una cicatriz se verá con el tiempo.

Ellipse_tratamiento_IPL_cicatrices

El uso de la luz para tratar heridas fue descubierto hace unos 40 años. Realizar el tratamiento con los parámetros adecuados normaliza la producción de colágeno y también estimula las mitocondrias de las células sensibles a la luz. Las mitocondrias son las responsables de suministrar energía a las células, estimulando a acelerar el metabolismo de ésas y se ayuda al proceso de reparación. La acción de la luz en la piel, además, mejora la textura de la piel, el tamaño del poro (que se reduce considerablemente) e incrementando la luminosidad igualando su tono. El resultado final es una piel muy luminosa y que nos da un aspecto joven.

El tratamiento de cicatrices con Ellipse está basado en la teoría general; tratar una cicatriz reciente, que aún tiene un buen suministro de sangre, produce una leve herida vascular que causa que el mecanismo de reparación del cuerpo empiece a trabajar en la zona.

Algunos médicos han encontrado que la cicatrización es más efectiva cuando se tratan poco después de quitar los puntos. Las cicatrices más antiguas también pueden tratarse, pero quizás sea necesario estimular la vascularización antes del tratamiento Ellipse. Si no hay presencia de color en la cicatriz se puede aplicar una crema de Vitamina A con ácido retinoico. El propósito de ésta crema es estimular el flujo sanguíneo y convertir la estría blanquecina en color rojo, de ésta manera será tratable.

Ellipse_tratamiento_IPL_cicatricesEn un fototipo de piel claro se recomienda utilizar el aplicador PR+ (530-750nm) con un pulso doble de 2,5ms con un delay de 10 ms a una fluencia de 7-8J/Cm2. En un fototipo IV se recomiendan los mismos parámetros pero con el aplicador VL+ (555-950nm). No se recomienda tratar a los fototipos más oscuros (V-VI).

Para cicatrices más profundas y grandes, así como en aquellas en que existe la posibilidad de queloide, puede ser beneficioso utilizar una duración de pulso más larga, por ejemplo los ajustes predeterminados de “telangiectasias – finas” utilizando el aplicador VL+ (10 ms). En las cicatrices queloides, Ellipse puede tratar el exceso de vascularización.

Otros post interesantes:

– Mejora de la textura de la piel con Nd:YAG (nuevo estudio)
 Nuevas aprobaciones: Terapia fotodinámica.
– Excelentes resultados en telagiectasias esenciales y poiquilodermia de Civatte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s