Mantenimiento de la guía luminosa

Ellipse_guia_luminosaLa guía luminosa de los aplicadores Ellipse es la parte que está en contacto directo con la piel. Está fabricada en un material especial (vidrio crown de silicato de boro) que permite transmitir correctamente la luz y evita que la guía se caliente. De esta manera, Ellipse no necesita frío adicional para realizar los tratamientos.

Guías en mal estadoAl ser la parte a través de la cual se transmite la luz y que está en contacto con la piel es indispensable que esté siempre en buenas condiciones. Los daños en la guía luminosa se producen o bien por haber recibido algún tipo de golpe o rasguño, o bien porque en la superficie ha quedado de manera permanente algún resto de impureza (algún pelo, un trocito de papel, etc.). Lo que ocurre es que este material acumula calor disparo tras disparo pudiendo ocasionar un daño en la guía o incluso quemar la piel por contacto con este material cuando el aplicador entra en contacto con ésta.

Por este motivo, es importante que la guía se mantenga limpia. De ser así, ésta no sufre ningún tipo de daño o desgaste durante su utilización ilimitada y se evitan pequeños efectos adversos en los pacientes.

Durante la sesión:

  • Limpiar la guía con cierta frecuencia con una gasa o tisú, así mantendremos la guía libre de impurezas físicas.
  • El olor a quemado o un malestar evidente del paciente en el momento de contacto con el aplicador pero justo antes del disparo de luz indica que la guía tiene algo que ha adquirido calor. Es necesario revisarla y limpiarla.
  • Evitar la acumulación de gel en los laterales de la guía luminosa. Se evitará la dispersión de la luz en los laterales de la guía.

Entre pacientes:

  • Es indispensable inspeccionar, limpiar y desinfectar todas las superficies (sobre todo la guía luminosa) que entran en contacto directo con la piel con un disolvente jabonoso suave, seguido de un desinfectante ininflamable (tal como ácido paracético) capaz de eliminar bacterias, esporas fungales y virus.
  • Se debe limpiar la carcasa del aplicador con disolvente jabonoso suave y desinfectar posteriormente con toallitas húmedas impregnadas con 70% de IPA (Alcohol Isopropanol – C3H8O).
  • Revisar el aplicador al menos una vez al día para detectar cualquier daño que pueda haber sufrido.

Consejos adicionales:

  • Utilizar los protectores de silicona de la guía luminosa cuando no esté utilizando el aplicador. Esto evitará rasguños o golpes innecesarios a la guía.
  • No utilizar un aplicador con la guía luminosa en mal estado porque puede causar daños epidérmicos.

Ellipse_aplicadoresRecomendaciones:

  • Colgar los aplicadores en su Ellipse con la guía luminosa mirando al centro.
  • Los aplicadores que no utilice guárdelos bien protegidos con su espuma correspondiente.
  • Elimine las burbujas de aire atrapadas en el aplicador antes de realizar el primer disparo. Disparar de forma continuada con burbujas de aire atrapadas en el aplicador puede acabar causando daños sobre el filtro de color o la parte interna de la guía.

Otros posts sobre tecnología o relacionados:

– Mantenimiento del equipo
– Ellipse por dentro
– Diferencias entre sistemas de IPL y Láser
 Gel Ellipse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s