Ellipse por dentro

En este artículo queremos comentaros como es un equipo Ellipse por dentro. Todos habéis apreciado el diseño exterior de los equipos Ellipse, pero el interior del equipo es un gran desconocido y es tanto o más importante como su aspecto exterior. Un mal diseño de arquitectura interior puede ser fuente de problemas y averías a medio o largo plazo.

Arquitectura interna del equipo

La estructura de los equipos Ellipse es totalmente modular. Los componentes que conforman el equipo se agrupan en módulos formando unidades independientes que se intercomunican entre ellas para realizar las operaciones necesarias para el funcionamiento del equipo. Este sistema modular, unido al sistema de diagnóstico del equipo hacen que las reparaciones sean rápidas y sencillas, ya que gracias al código de error proporcionado por el sistema de diagnóstico, el técnico sabe qué módulo ocasiona el problema, por lo que con la sustitución del mismo por otro correcto el problema queda solucionado.

Consecuentemente, podemos decir que la arquitectura interna de los equipos Ellipse ha sido concebida teniendo en cuenta dos premisas muy importantes:

  • Minimizar el riesgo de problemas y averías.
  • Reducir el tiempo de reparación del equipo.

Así, un buen diseño y distribución de los componentes, como el del equipo Ellipse, nos ayudará a encontrar y solucionar cualquier posible problema de forma más rápida y eficaz.

Módulos de un equipo Ellipse

Los equipos Ellipse se componen de cuatro módulos principales:

  • Módulo de agua. Formado por todos los componentes relacionados con la refrigeración del equipo. Se encuentra en la parte más baja del equipo, por lo que si hubiera alguna fuga de agua en alguno de los componentes, esta iría directamente al suelo sin entrar en contacto con los componentes electrónicos del equipo.
  • Módulo de energía. Este módulo recibe la corriente de la red eléctrica y se encarga de estabilizarla y transformarla en distintas tensiones, distribuyéndolas por el resto del equipo.
  • Módulo de Flash. Este módulo es el más importante del equipo. Se encarga de generar y almacenar la corriente de alta tensión necesaria para poder realizar el flash de la lámpara de xenón y garantizar el pulso cuadrado que realizan los equipos Ellipse. Para realizarlo es necesario almacenar una gran cantidad de energía. De ese almacenamiento se encargan dos capacitadores de grandes dimensiones que garantizan una entrega de energía rápida, constante y precisa. Sin unos capacitadores de estas dimensiones no sería posible realizar ese pulso cuadrado necesario para conseguir unos buenos resultados en los tratamientos.
  • Módulo de control. Es el cerebro del equipo. Está compuesto por un ordenador diseñado y fabricado expresamente para los equipos Ellipse que controla y transmite las órdenes al resto de componentes del mismo.

En Ellipse, cada detalle está diseñado y pensado para mejorar el funcionamiento global del equipo.

Lluís Cubertorer
lc@ellipse.org
Servicio Técnico Ellipse Spain.

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s